SLEEPING MASK

Nuevo concepto de mascarilla nocturna que aprovecha la receptividad de la piel durante el descanso para mejorar sus condiciones generales y reforzar su vitalidad.
Asegura que nuestra piel “duerme” durante la noche para despertar por la mañana descansada y recuperada.
Su textura cremosa así como una adecuada combinación de diferentes tipos de vitaminas contribuye a equilibrar las agresiones diarias medioambientales y a dinamizar el proceso de renovación cutánea.
De este modo, la piel recarga energía y establece los mecanismos de reparación necesarios para levantarse con un rostro sin fatiga y una textura cutánea más joven, radiante y luminosa.

Aplicación
Aplicar una fina capa por la noche sobre la piel de cara, cuello y escote,  perfectamente limpia, al menos dos veces por semana y unos minutos antes de acostarse. Realizar entonces un generoso masaje hasta que el producto se funda con la piel y se absorba totalmente.

Indicaciones
Todo tipo de pieles y muy especialmente las más sensibles, reactivas, frágiles o fatigadas. Particularmente adecuada después de los días en que la  piel ha estado sometida de forma intensa a un ambiente exterior (sol, frío, viento….) o interior (aire acondicionado, calefacción, ordenador…) adversos.

Ingredientes activos
Escualano: flexibiliza la superficie cutánea sin aportar tacto graso. Es emoliente, lubricante  y humectante. Con efectos beneficiosos sobre la integridad y función barrera de la piel
Aceite de jojoba: buen  lubricante que deja sobre la epidermis una película protectora que previene la deshidratación
Manteca de Karité: extracto natural de la nuez de Karité, de propiedades lubricantes, emolientes y protectoras. Combate la sequedad  cutánea, suaviza y favorece el confort de la piel.
Niacinamida: forma de vitamina B3 que interviene como antioxidante en numerosas reacciones del organismo. Contribuye a unificar el tono cutáneo,  combate la piel tirante y áspera y refuerza su resistencia cutánea. Con acción reparadora- restauradora,  disminuye el enrojecimiento de la piel y mejora su confort
Pantenol: substancia recuperadora cutánea que participa en la reconstrucción de la barrera natural de la piel. Favorece también la  hidratación y humectación de la epidermis.
Vitamina E: vitamina multibeneficio con un efecto tanto tratante como preventivo. Presenta principalmente una actividad antioxidante y antiradicales libres. Combate la sequedad y las arrugas. Contribuye al mantenimiento de la elasticidad de la piel. Atenúa la reactividad cutánea.
Goma de Biosacáridos: polisacárido obtenido por fermentación. Contribuye a la protección de la piel frente a los agentes externos. Reduce la reactividad y la falta de confort cutáneo.

-->