Segunda Piel

Base ligera de uso diario, filmógena y alisante, de efecto tratante y sensorial,  que se inscribe en las últimas tendencias de productos “beauty booster”.
Está formulada a base de una novedosa tecnología que permite una red de biopolímeros naturales tejidos, sin ningún tipo de agente químicos, aportando a la superficie cutánea el efecto de “una segunda piel” sin obstruir su respiración.  Forma así, una barrera complementaria que la protege de todo tipo de agresiones incluyendo las mecánicas. Dificulta la adherencia de partículas de polución y/o de agentes irritantes).  Constituye un auténtico factor de belleza inmediata perceptible desde la primera aplicación: tensa la piel, atenúa las arrugas y disminuye el tamaño de los poros en pocos minutos. Además mejora la durabilidad del maquillaje.
Complementa su acción, con dos activos de oxigenación y reparación cutáneos que aseguran un efecto global protector /antiaging para una piel impecable.

Aplicación
Aplicar sobre la piel perfectamente limpia como base diaria y/o antes del maquillaje sobre cara, cuello y escote hasta su total absorción.

Indicaciones
Todo tipo de pieles, particularmente las más maduras.

Ingredientes activos
Complejo Extracto de algas & Extracto de fruta de tara: ingrediente de tecnología única a base de un biopolímero natural que actúa como una segunda piel. Protege la piel de agentes exógenos nocivos. Tensor genuino desde la primera aplicación, con efectos suavizante y antiarrugas. Restaura la luminosidad de la piel. Con efecto suavizante y alisante. Perceptible de forma evidente.
Extracto de alga dorada: para una protección integral diaria de la piel. Constituye un efecto barrera a la degradación cutánea que se produce con el paso de los años y de las agresiones solares. Con un reparador natural. Presenta también una acción hidratante y descongestiva.
Agente oxigenante: activo protector de las células de la piel.  Con un potente efecto antioxidante está específicamente diseñado para capturar los radicales libres y las principales especies reactivas  que dan lugar a un amplio rango de efectos perjudiciales para la misma como el deterioro del ADN, las alteraciones de proteínas, la oxidación de los lípidos cutáneos o la inactivación de enzimas, lo que conlleva a una aceleración del envejecimiento de la piel. Constituye una burbuja activa que purifica sus células.

-->