CREMA EPIGENÉTICA

Base cremosa, nuevo concepto de producto cosmético con un ingrediente inteligente, un activo epigenético que tiene por objeto reactivar la juventud de la piel. Su acción se basa en mejorar los mecanismos responsables de una buena calidad cutánea, mecanismos que se ven afectados por nuestro entorno y nuestro estilo de vida.  Se activan así, los genes que participan en el rejuvenecimiento de la piel, favoreciendo la síntesis de colágeno y otras fibras elásticas, inactivando los enzimas aceleradores del envejecimiento y mejorando todos los parámetros esenciales para una buena calidad de la piel, que se percibe, con su uso, más joven y equilibrada, con mejor tono y elasticidad y textura más fina y uniforme.

Aplicación
Aplicar una o dos veces al día en suave masaje sobre cara, cuello y escote hasta su total absorción.

Indicaciones
Todo tipo de pieles, particularmente las más maduras  y en general todas las que pueden estar sometidas a condiciones ambientales más extremas, aunque sean jóvenes.

Ingredientes activos
Epigenomil®: obtenido a partir de las flores de caléndula, es activo inteligente que reequilibra los mecanismos epigenéticos (factores externos que influyen sobre nuestros genes cutáneos)  que tienen lugar en nuestra piel con un efecto antiaging
Manteca de Karité: extracto natural de la nuez de Karité, de propiedades lubricantes, emolientes y protectoras. Combate la sequedad  cutánea, suaviza y favorece el confort de la piel.
Vitamina E: vitamina multibeneficio con un efecto tanto tratante como preventivo. Presenta principalmente una actividad antioxidante y antiradicales libres. Combate la sequedad y las arrugas. Contribuye al mantenimiento de la elasticidad de la piel. Atenúa la reactividad cutánea.
Alantoína: agente que fomenta la renovación celular, especialmente la de la piel alterada o maltratada por factores externos (sol, frio, viento…)
Glicerina: substancia humectante que forma una película protectora sobre la epidermis, con  una acción suavizante
Aceite de arroz: obtenido de los granos da arroz, es rico en antioxidantes particularmente el  oryzanol, ácidos grasos y vitaminas A y E. Muy eficaz en la defensa frente a la acción perjudicial de los radicales libres y, en consecuencia, en la lucha contra el envejecimiento prematuro. Promueve la formación de colágeno. Actúa como lubricante y emoliente cutáneo con una untuosidad discreta y una absorción rápida.
Polisacárido calmante: obtenido biotecnológicamente a partir de substratos vegetales, se comporta como un agente desensibilizante que se opone a la reactividad cutánea, asegurando una piel equilibrada y confortable.

-->